El Eibar despierta del sueño copero a unas Rozas que rozó la épica

La SD Eibar sufrió más de la cuenta para vencer a Las Rozas en Navalcarbón y meterse en la siguiente fase de la Copa del Rey. El partido fue dominado por los vascos, que llegaron a ponerse 0-3, pero un arreón de los locales hizo que en seis minutos el encuentro cambiase el guion previsto y acabase en la prórroga. Ahí, Enrich consumó el 3-4 que desilusionaba a Las Rozas, aunque se despide orgullosa de esta edición de Copa.

Las Rozas CF 3-4 SD Eibar

El duelo comenzó con un Eibar protagonista y unas Rozas que esperaba bien resguardada esperando su opción al contraataque. Aunque los armeros no tuvieron grandes ocasiones, sí que manejaron el encuentro a su antojo y llevaron el ritmo que ellos quisieron. Eso les permitió poner el 0-2 muy pronto, a los 18 minutos. Primero Muto hizo efectivo un buen pase de Kadzior desde la banda y después Quique anotó aprovechando la fragilidad de la defensa roceña. Los segundos 45 minutos parecían un trámite y esa sensación aumentó en el momento que Pedro León colocaba el 0-3 con una sutil picadita a los 70 minutos.

Los cambios cambiaron el partido

Pasados los 70′, comenzaron a producirse las sustituciones, que tuvieron un papel fundamental en la remontada exprés de Las Rozas. Rafita fue un puñal desde el extremo y aportó la energía que necesitaba el conjunto madrileño para lograr lo insoñable.

El primer tanto llegó a los 73 minutos, cuando Losada cabeceaba a la red un centro para hacer el 1-3. A los tres minutos, una falta lateral serviría a Álex Malón para asistir con la testa a Mingo y que este pusiera la emoción en Navalcarbón. Pese al frío y al ir todo el encuentro perdiendo, el público se activó y estalló de euforia cuando en un nuevo centro, esta vez de Arib, Galván remataba de semivolea para llevar la pelota al fondo de las mallas. Tres goles en seis minutos. De un 0-3 a un 3-3, y con tres tantos de futbolistas que habían salido desde el banquillo.

Si esto hubiera sido una película, habría terminado con Las Rozas coronándose en la prórroga o en la tanda de penaltis. Nada más lejos de la realidad, el tiempo extra volvió a ser igual de frío que todo el partido. Y en medio de esa incertidumbre que iban a provocar unos penaltis que nunca existieron, apareció Sergi Enrich para rematar un centro de Bryan Gil -también salido desde el banquillo- después de un gran desborde, aguando la fiesta y dejando al equipo madrileño a las puerta de la épica.

Con este resultado terminaba la andadura en Copa esta temporada para Las Rozas. Dieron la sorpresa contra el Mirandés y estuvieron cerca de darla frente al Eibar, pero al final los de Mendilibar se impusieron y con este triunfo ya se meten deiciseisavos de final.

Foto de portada: SD Eibar

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Juan De Aracil

Fundador y director de AreaDePenalti.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.