El auge del Eibar aumenta las dudas del Betis

Real Betis y Eibar inauguraron la octava jornada con un justo empate en el feudo verdiblanco. Rubi, cada vez más cuestionado, continúa sin dar con la tecla. El Eibar confirma su mejoría con ocho puntos de doce.

 

La jornada ocho de liga la abrió el Benito Villamarín para albergar el encuentro entre el Real Betis y la SD Eibar, que concluyó con un gol y un punto para cada uno, pero con sensaciones muy distintas.

Con ocho puntos de 21 posibles, Rubi se enfrentó a su primer gran juicio ante su afición. Para ello, optó por alinear de nuevo a sus dos nueves por medio de un sistema de 1-4-4-2 en el que Nabil Fekir no tuvo lugar, al menos, de inicio. Por otra parte, en un intento por dar continuidad a la buena racha que traía en sus últimos encuentros, Mendilibar volvió a apostar por el 1-4-3-3, en el que destacaba la ausencia de José Ángel, además de la de Takashi Inui, que volvía a la que fue su casa durante seis meses.

De inicio, el cuadro armero pareció ganar la toma de contacto con el encuentro. Con una buena presión, el conjunto eibarrés fue superior, e incluso por momentos dominó la posesión, aunque de nada les valió en cuanto a efectividad. A medida que el reloj avanzaba, los andaluces comenzaron a replicar el dominio del rival, trayendo consigo las primeras grandes ocasiones del partido. En el minuto 21, Álex Moreno envió al lateral exterior de la red un balón que medio Benito Villamarín vio dentro. Seis minutos después, Dmitrovic se vistió de héroe para salvar a su equipo ante un gran disparo de Loren Morón.

Penalti de Canales y Orellana hace el 0-1

A la media hora de partido, Borja Iglesias logró introducir el balón en la meta eibarresa. Sin embargo, el gol fue anulado, ya que Loren, quien le hizo la asistencia, centró cuando el balón había sobrepasado la línea de fondo. Tres minutos después, cuando mejor parecía estar el Real Betis, llegó la gran oportunidad para el equipo visitante. Después de que el árbitro señalara penalti de Canales sobre Edu Expósito, Orellana consiguió ganarle la batalla individual a Joel Robles para hacer el primero de la noche en el minuto 34.

La SD Eibar celebrando el gol | Fuente: LaLiga

El resultado desfavorable afectó anímicamente a un Betis que vio cómo su rival fue capaz de llevarse a su terreno una primera mitad que acabó tal y como la diseñaron a partir del gol, aunque esta situación a punto estuvo de ser alterada por Borja Iglesias en el minuto 45.

Reacción  bética en la segunda mitad que no terminó de culminarse

En la segunda parte, con la entrada de Fekir, el Villamarín volvió a empujar a su equipo hacia el empate. Finalmente, después de varios intentos, lo lograron en el minuto 66, pero no sin suspense. Después de que Loren rematase en boca de gol un remate cabeceado por “El Panda”, el VAR dio por válido el que ya es su sexto gol de la temporada. Esto hizo creer más que nunca a la afición, que se volcó por momentos con su equipo en busca de la tan ansiada como necesitada victoria. Mientras tanto, los béticos se volcaron en busca del segundo, pero la buena labor de los de Mendilibar dificultó al máximo el empeño verdiblanco.

La fe por los tres puntos se vio incrementada cuando el Eibar quedó con uno menos debido a la expulsión por doble amarilla de Escalante. Incluso volvieron a anotar gracias a Borja Iglesias. Sin embargo, el gol del ex-celtista volvió a ser anulado por fuera de juego.

Finalmente, el partido concluyó con un empate a uno que satisface más a los armeros. 9 puntos, muchas dudas y mucho trabajo con el que tendrá que lidiar Rubi estas próximas dos semanas. Mientras tanto, con ocho de los últimos doce puntos posibles, la situación del Eibar parece mejorar considerablemente después de cuatro pésimas primeras jornadas de competición.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

179 comentarios en «El auge del Eibar aumenta las dudas del Betis»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.