El análisis: La Real fue superior tácticamente

Se enfrentaban en Anduva dos de los equipos más goleadores de las dos ligas, la Real Sociedad, en primera división y el C.D. Mirandés, en segunda. En juego, la primera plaza de la final de la Copa del Rey. La Real fue superior tácticamente y vuelve a una final copera 32 años después.

CD Mirandés 0-1 Real Sociedad

Un partido en el que ambos conjuntos se jugaban mucho, y, por ello, no iban a cometer riesgos. Un encuentro en el que la delgada línea entre ganar y perder lo iba a marcar la táctica. Ambos conjuntos salían con un 1-4-2-3-1, con doble pivote para reforzar el medio del campo.

Andoni Iraola alineaba a los suyos en el verde con su habitual esquema táctico, buscando un juego muy vertical con la velocidad de sus dos extremos, Álvaro Rey y Martín Merquelanz, y su delantero, Matheus Barrozo.

La aficición txuri urdín celebra el pase a al final Fuente: Twitter Real Sociedad

Su rival, el conjunto dirigido por Imanol Alguacil, formaba el doble pivote con Mikel Merino e Igor Zubeldia. El míster donostiarra dejaba a Portu e Isak en el banquillo, en su lugar, Willian José, la referencia en ataque y el belga Januzaj en banda derecha, jugando a pierna cambiada.

En la primera posesión larga de la Real Sociedad, Martin Odegaard bajaba a recibir y se colocaba en flanco derecho; Mikel Merino abandonaba el doble pivote, con posesión, y se colocaba a la altura del talentoso noruego.

Con tanto jugador por dentro era muy difícil combinar y como ningún equipo quería cometer riesgos, buscaban un juego directo. En el caso de la Real, con William José como 9, el conjunto vasco buscaba que el hispano-brasileño bajara la pelota o la prolongara para aprovechar la velocidad de sus extremos, Januzaj y Oyarzabal. Por ello, el portero blanquiazul, Álex Remiro, no se entretenía sacando la pelota en corto desde atrás y buscaba en largo a su 9.

Un partido muy táctico

Con Januzaj en banda derecha, el belga buscaba el recorte hacia dentro para más tarde disparar con su exquisita zurda. Tal y como sucedió en el 46’, cuyo disparo se estrellaba en el larguero.

El técnico de la Real había hecho los papeles y observado al conjunto rojillo, al cual se le veía muy incómodo desde el principio, a diferencia de otros partidos. A la Real se la veía superior desde el arranque del encuentro y el equipo local no presionaba tan arriba como había hecho contra otros equipos como fueron Villarreal o Sevilla. Odegaard continuaba viniendo a recibir para ayudar a la construcción con balón.

El Mirandés buscaba las llegadas por banda izquierda, con la velocidad de Martín Merquelanz, jugador de exquisita zurda. El 9 rojillo, Matheus, realizaba desmarques de apoyo, venía a recibir, arrastrando a su central, dejando su espacio libre para la carrera de los extremos. El C.D.Mirandés intentaba sacar el máximo provecho posible de las jugadas a balón parado.

A pesar de que la posesión estuviera muy igualada en la primera mitad, las segundas jugadas eran vitales para el dominio del partido, lo que hacía que la Real Sociedad se encontrara más metido en el partido.

Juego muy vertical

El conjunto vasco buscaba mayormente su banda derecha y la combinación noruego-belga, con Januzaj y los constantes desmarques en apoyo de Odegaard. Andoni Iraola había avisado a sus chicos del talento de los jugadores de la Real y, siempre, cuando Januzaj recibía, era defendido por Enriq Franquesa y la ayuda de su extremo, Martín Merquelanz. La gran mayoría de las pelotas que recibían los extremos blanquiazules, Oyarzabal y Januzaj, eran en campo contrario y al pie.

En la segunda parte comenzó el dominio de balón por parte de la Real Sociedad. Un concepto importante en el partido de ayer fue la presión tras pérdida, sobre todo, por parte de los visitantes. Las pocas llegadas en combinación del Mirandés llegaron en los últimos compases del partido.

El talentoso centro del campo de la Real Sociedad, lleno de jugones, se puso el mono de trabajo e hizo una gran labor defensiva, venciendo en prácticamente todos los duelos en segundas jugadas. Además, destacar también el soberbio trabajo de la zaga visitante, formada por Nacho Monreal, Aritz Elustondo, R. le Normand y Joseba Zaldúa, anulando en todo momento al delantero y extremos locales.

 

Foto portada: Twitter Real Sociedad

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

185 comentarios en «El análisis: La Real fue superior tácticamente»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.