Stuani no fue suficiente

Empate a uno y nuevo pinchazo del Girona, esta vez ante el Real Oviedo en Montilivi que le deja fuera del play-off de ascenso momentáneamente. Los catalanes fueron mejores en el primer tiempo. A partir del gol de Stuani, el partido se equilibró. Tejera, con un gran remate, salvó un punto para los visitantes.

Girona FC 1-1 Real Oviedo

El Girona FC y el Real Oviedo cerraron la vigésimo quinta jornada de LaLiga SmartBank en Montilivi con un empate a uno insuficiente para los locales y ligeramente más positivo para los asturianos. El Girona afrontaba este duelo con la obligación de puntuar por tres. Con una única victoria en los últimos cinco encuentros ligueros, los de Martí necesitaban la victoria para no caerse de la plena lucha por los puestos de play-off. Al otro lado del campo, los chicos entrenados por Javi Rozada llegaban a Montilivi con la ilusión y motivación de hacerse con la victoria y poder dejar atrás los puestos de descenso.

Aunque los de azul salieron al campo con buena actitud, su paso por el partido rápidamente fue eclipsado por su rival. Con un Stuani hambriento, los albirrojos se hicieron con el dominio, convirtiéndolo en varias ocasiones que amenazaron la integridad de la red de Lunin. El primero de los sustos llegó en el tercer minuto, con el disparo que el charrúa Stuani estrelló en el larguero. A los intentos fallidos del internacional uruguayo se sumaron las ocasiones de Mojica y Aday Benítez, aunque corrieron la misma suerte que su compañero.

Aday Benítez, del Girona, y Saúl Berjón, del Real Oviedo, luchan por un balón dividido. Fuente: Twitter
Aday Benítez y Saúl Berjón luchan por un balón dividido. Fuente: Twitter @LaLiga

Sin embargo, en una de las pocas que tuvieron los carbayones a punto estuvieron de encontrarse con un penalti a favor. En el minuto 34 el balón se topó con el brazo de Mojica. No obstante, el colegiado Ais Reig corrigió su primera interpretación y acabó señalando saque de esquina. De este modo, con apenas otra ocasión destacable más para el Girona, siguiendo el guion de Stuani rematando y Lunin parando nuevamente, el encuentro llegó al descanso con todo aún por decidir.

Golpeó Stuani, reaccionó el Real Oviedo

En la segunda parte, la suerte del equipo local cambió para bien de ellos. En el minuto 53, su ariete Stuani logró elevarse sobre sus marcadores con un espectacular salto con el que consiguió domar el centro a balón parado de Granell y dirigirlo hacia la portería ovetense para abrir el marcador. Lejos de bajar los brazos, los visitantes consiguieron reengancharse al partido logrando el empate en el minuto 66. En este caso, el goleador fue Tejera, quien enganchó un gran remate imposible de detener para Asier Riesgo, haciendo bueno el centro de Saúl Berjón.

El empate le sentó de maravilla al Oviedo, que jugó sus mejores minutos del partido. Aún así, a falta de dos minutos del final, el Girona tuvo el partido a su alcance. Sin embargo, Lunin se hizo grande ante un Brandon Thomas que no aprovechó el balón peinado servido por Stuani para volver a poner al club catalán por delante. A raíz de esta acción el combinado local pareció despertar. Los de Martí se mostraron de lo más ambiciosos en el descuento en un intento casi desesperado por desequilibrar el luminoso.

Pasado este tramo y el pitido final, el encuentro concluyó en empate a uno que no deja del todo satisfechos a ninguno de los dos. Por un lado, el Girona termina la jornada fuera de puestos de play-off con este nuevo pinchazo. Además, un sector de la afición, descontento, despidió a su equipo entre gritos que rezaban «que suban los del b». Al otro lado, el Oviedo, aunque el punto no les sirve para dejar atrás los puestos de descenso, se despiden con mejor sabor de boca que sus rivales de este encuentro con el punto obtenido.

 

Foto de portada: LaLiga

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

27 comentarios en «Stuani no fue suficiente»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.