Masip deja al Celta al borde del precipicio

Partido clave para las aspiraciones de vigueses y vallisoletanos el que se presentaba en la tarde de miércoles en el José Zorrilla. Un encuentro basado en la igualdad y con el miedo como principal protagonista en el juego, con escasas ocasiones y muy poco juego ofensivo. Prácticamente como única opción clara de gol podríamos destacar el penalti ejecutado por Iago Aspas y detenido por Masip en el tramo final del encuentro. Esta parada, que ha valido dos puntos para el Valladolid, da una bomba de oxígeno a los de Sergio González, mientras que deja al Celta en una posición muy comprometida.

Real Valladolid 0-0 Celta de Vigo

La primera parte estuvo basada en un dominio celeste en cuanto a la posesión, que no se tradujo en peligro real sobre la portería de Jordi Masip. Un disparo lejano de Smolov y poco más para los de Oscar García, y es que comienza a ser preocupante la inoperancia ofensiva del conjunto vigués, cuyo problema no se limita únicamente a los malos resultados cosechados, sino al aburrido e ineficaz juego que están proponiendo.

Un Valladolid sin control del juego pero peligroso

Por su parte, el Valladolid a pesar de no tener tanto tiempo el balón como el Celta, si que se mostraba con más peligro sobre el área celeste. Ünal y Sergi Guardiola con mucha movilidad en ataque, sumado a las llegadas por banda de Waldo creaban algo de incertidumbre en la defensa visitante, aunque tampoco fueron capaz los pucelanos de llegar con claridad a portería. Quizás la de Toni, fue la más clara en este primer periodo. El mediocentro blanquivoleta aprovechó un error de Aidoo en la medular y dirigió un ataque rápido que acabó frente al guardameta Rubén Blanco, que achicó bien y consiguió frenar el ataque en el área pequeña.

El descanso sentó bien a los jugadores del Celta, cuyo juego comenzó a verse más fluido y con alguna llegada más peligrosa sobre la portería defendida por Masip. En una de ellas Iago Aspas, prácticamente desaparecido en el primer periodo, probó fortuna con un disparo desde la frontal, al que respondió Masip con una gran estirada. Esta segunda parte parecía otro partido.

Una vez pasado el ecuador de la segunda mitad llegó la acción más importante del partido, como fue el penalti a favor del Celta por una mano dentro del área del Real Valladolid. El encargado de ejecutarlo iba a ser el de siempre, Iago Aspas, que se enfrentaba a un Masip que está realizando una gran campaña en el conjunto vallisoletano.

Masip detiene el penalti a Iago Aspas. Foto @RealValladolid

Y apareció la figura de Masip

El cancerbero local consiguió detener el penalti lanzado por Aspas, con una tremenda parada que tiene una relevancia fundamental para las aspiraciones de su equipo. El gol hubiera supuesto que el Celta se colocara a tan solo 3 puntos del Valladolid, y acercaba a los vallisoletanos a los puestos de peligro. Sin embargo esta parada deja a los de Sergio González, con un buen colchón de puntos sobre el descenso antes de afrontar el partido del sábado frente al Atleti en el Wanda Metropolitano.

Por su parte, este punto deja al Celta en una situación complicada, muy cerca del Mallorca, equipo que marca el descenso a la Liga SmartBank y con otro partido clave frente a un rival directo como el Deportivo Alavés el próximo domingo.

Foto de portada: @RealValladolid

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

1.317 comentarios en «Masip deja al Celta al borde del precipicio»