El Granada de Diego Martínez quiere seguir soñando

El Granada dio un golpe de autoridad tras vencer por 2 goles a 3 frente a la Real Sociedad en el Reale Arena de San Sebastián. A pesar de la derrota, los locales llevaron prácticamente todo el peso del partido, pero estuvieron muy desacertados de cara a puerta. Todo lo contrario que sus rivales, que tan solo realizaron tres remates entre palos y anotaron tres goles.

Real Sociedad 2-3 Granada CF

Partía la Real Sociedad con un 1-4-2-3-1 más marcado que de costumbre. Sin Odegaard de inicio, entraba el joven Barrenetxea (2001) en banda izquierda, con un Oyarzabal mucho más centrado, actuando como mediapunta por detrás de William José. En el Granada, como en el último partido contra el Valencia, defensa de cinco (1-5-4-1) con Roberto Soldado como referencia. Puertas y un enrrachado Carlos Fernández, serían los falsos extremos en el día de hoy.

El partido comenzó con mucha intensidad. A penas se cumplía el minuto 7 y ya Aihen Muñoz y Carlos Fernández habían visto la cartulina amarilla. Trataba de dominar la Real, muy falta de inspiración en el último tercio. Con muy poca profundidad, el conjunto donostiarra prácticamente no inquietó a Rui Silva.

Y cuando la Real se comenzó a asentarse en campo contrario, el Granada, como siempre, muy eficaz en área contraria, logró el 0-1 por obra de Puertas. Centro lateral de Domingos Durarte que remató el jugador almeriense adelantándose a Le Normand. Intentó reponerse el conjunto de Imanol Alguacil y Barrenetxea, que firmó un gran partido, mandó el balón al poste en el 37. Centro del canterano blanquiazul que se fue envenenando hasta el punto de que el balón llegó a tocar el poste.

Sin embargo, el Granada volvió a sacar músculo en forma de pegada, y en el 43, Roberto Soldado firmó el 0-2. Tras un error grosero de Llorente (otro más por otro lado), el veterano delantero regateó a Moya, hoy titular en la Real, y ya a placer multiplicó por dos la ventaja nazarí. No obstante, quedaba mucho partido.

Roberto Soldado celebrando el 0-2 | Twitter del Granada CF

Se iba el partido al descanso con un Granada realizando un gran ejercicio de efectividad. Por su parte, la Real, mostrando una vez más esa falta de frescura que acompaña al equipo vasco tras el parón.

Reaccionó la Real en la segunda parte

Nada más reanudarse el encuentro, Mikel “El Conde” Merino lograba reducir diferencias. Córner botado por Oyarzabal, y Merino, tras una sucesión de rechaces y remates infructuosos, lograba el 1-2. Continuó el monólogo de la Real Sociedad y en el minuto 65, Willian José mandó la pelota fuera en el mano a mano tras un pase extraordinario de Oyarzabal. Cuajó un gran partido el campeón sub-21 del pasado verano partiendo de carriles interiores.

Oyarzabal festejando el empate | Twitter de la Real Sociedad

Si hablábamos del buen partido que firmó el vasco, su actuación se redondearía en el minuto 82. Desbordó por la banda derecha Bais Djouahra, que encontró en el corazón del área a Oyarzabal, que, sin piedad, fusiló a Rui Silva firmando el 2-2. Pero el futbol es cruel y tan solo 5 minutos después, el Granada le daría un baño de realidad al conjunto dirigido por Imanol Alguacil. Centró Darwin Machís a la salida de un córner, y en el segundo palo encontró a Domingos Duarte. Ahí, el jugador portugués, con un remate con la testa cruzado, mandaba el balón al fondo de la mallas.

Poco más dio de sí el encuentro, con un Granada que se mete de lleno en la lucha por Europa con este resultado. A falta de tres partidos por jugarse, el equipo dirigido por Diego Martínez está a tan solo un punto de competiciones europeas. En la próxima jornada el Granada

 

Foto de Portada: Twitter del Granada CF

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

642 comentarios en «El Granada de Diego Martínez quiere seguir soñando»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.