Eibar y Huesca en busca de tres puntos bañados en oro

Eibar y Huesca se verán las caras este sábado a las 14:00h en Ipurua. Un duelo directo por la parte baja de la tabla que determinará el devenir de ambos equipos. Tan solo tres puntos los separan y la línea del descenso es cada jornada más fina. El encuentro será arbitrado por González Fuertes, asistido en el VAR por González González

Previa SD Eibar – SD Huesca

El Eibar llega a este encuentro en caída libre desde la jornada 17, suma ya 7 partidos sin conocer la victoria y la pasada jornada cayeron ante el Elche por 1-0. El conjunto armero no está cuajando una de sus mejores temporadas, pero si echamos la vista atrás veremos como, ante situaciones delicadas, siempre las han resuelto con confianza.

Mendilibar no podrá contar con Kevin Rodrígues ni con Robert Correa, ambos lesionados. Por lo demás no se esperan grandes modificaciones respecto al último once mostrado por los vascos.

El Huesca viene con la moral por las nubes tras haber conseguido los tres puntos ante el Granada, 3-2. Los de Pacheta dan buenas sensaciones y transmiten una confianza impropia de un equipo que está último en la competición doméstica. Necesitan tres puntos más para igualar fuerzas y soñar con salir de esa posición por primera vez en mucho tiempo.

Pacheta no podrá contar con Gastón Silva ni Pedro Mosquera, lesionados. Quizá veamos alguna sorpresa en el once, durante su breve estancia en el equipo siempre ha modificado alguna pieza del once en busca del equipo óptimo para cada encuentro.

Últimos enfrentamientos

Eibar y Huesca ya se vieron las cara en la primera vuelta de la competición liguera. Aquel encuentro acabó en tablas, 1-1, nos regalaron un partido intenso y sin miramientos. Estaremos atentos a lo que pueda pasar este sábado en Ipurua.

Convocatoria

SD Eibar: falta confirmación
SD Huesca: falta confirmación

Foto de portada: @SDEibar

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

2.003 comentarios en «Eibar y Huesca en busca de tres puntos bañados en oro»