Alemania aplasta a una resistente Australia

El primer partido de la llave D se jugaría en Durban, el 13 de junio de 2010 sería entre Alemania vs Australia. La Mannschaft recibía a los Socceroos en la tarde-noche de este domingo. El partido lo pitaría Marco Rodríguez. El juego se saldaba con una aplastante victoria de los Panzers teutones 4-0 sobre el conjunto de los Kangooroos.  Ambos equipos llegaban en buena forma. El último ranking de la FIFA situaba a Alemania en el sexto peldaño y a Australia en la vigésima posición.

Alemania 4-0 Australia

Pim Verbeek y Joachim Löw aparentemente tenían una visión parecida de la estrategia a presentar en este partido, ambos técnicos apostaron por el 1-4-2-3-1. El terreno demostraría otra cosa. Un equipo jugaría más a la posesión del esférico y el otro a los ataques sorpresivos y el refuerzo en el medio del campo. La primera oportunidad de gol llegaría antes de cumplirse el minuto 1. Culina le daba un pase filtrado a Cahill, que soltaba un zapatazo atajado por Neuer. Las llegadas de los australianos se sucedían al pasar los minutos, en el 3′ Wilshire sacaba un córner que, tras un rebote, cayó en las botas de Richard García. El lateral izquierdo la pegaba como pudo, pero Neuer rechazaba el tiro de nuevo. En el 7′ se animaba Klose, que disparaba directo hacia Schwarzer, que despejó el balón como pudo, mientras Özil reventaba el balón rebotado hacia las manos del portero australiano.

Podolski abrió la lata

En el 8′ llegaría el primer tanto del partido de las botas de Podolski, tras una jugada conjunta con Özil y Thomas Müller. El de Gliwice no desperdició la oportunidad y remató a placer el balón que terminó en el fondo de las redes. Minutos más tarde, Özil intentó engañar al referee y fingió una caída. Marco Rodríguez ni corto ni perezoso le mostró la amarilla. A este punto del partido los Socceroos se replegaron en la defensa en el mediocampo, esperando el momento oportuno para el contraataque. Por su parte los teutones se adueñaban de la Jabulani. En un arranque revulsivo por la banda izquierda, Podolski se lanzó a la carrera internándose al centro del campo y mandó un pase adelantado a Klose, el también polaco de nacimiento, que le pegó con gran fuerza a la pelota y terminó marchándose por el lado derecho de la portería.

Al transcurrir el minuto 26′ Müller con una gran visión de juego vio oportuno un pase aéreo a Miroslav Klose, que ante una mala salida del portero cabeceó magistralmente el balón, sobrepasando la posición de Schwarzer y subiendo el 2-0 al marcador. El marcador terminaría la primera mitad inamovible.

Lukas Podolski celebrando el primer gol del encuentro
Lukas Podolski celebrando el primer gol del encuentro     Fuente: FIFA.com

 

La segunda mitad del partido comenzó  fuerte. En el 50′ Holman intentó un disparo que salió peinando el palo derecho de la portería sin suerte para el conjunto australiano. El 55′ supondría un antes y un después en el partido. En la desesperación por frenar un contraataque germano, Cahill entró a destiempo para arrebatar el balón a Schweinsteiger y le terminó tirando duramente al suelo. El árbitro sacó la tarjeta roja y dejó a los Socceroos con un jugador menos.

 

Cahill es expulsado del partido
Cahill es expulsado del partido |  Fuente: FIFA.com

Más posesión, menos presión

A partir de la acción anterior el partido se tornó un paseo de balón entre los teutones, que se adueñaron completamente del balón. La squadra germana se lo tomó con paciencia, mucho movimiento del balón, apertura de líneas y ataque horizontal. Así subiría el tercer gol al marcador. Un disparo de Müller rasante y potente al palo izquierdo que nada pudo hacer el cancerbero por detener.

Ya en el 70′ Cacau, recién incorporado al plantel, entraba dando un mazazo a un partido que ya se veía perdido. Tras una preciosa asistencia de Özil, entraba como un torbellino en los predios del arquero australiano reventando el balón contra la red. Los Kangooroo no tuvieron más remedio que concentrarse en la mitad del campo que defendían. Puro juego de pases y velocidad de reacción, 20 minutos que no parecían iban a sorprender a nadie. Las caras largas de los aussie fans en las gradas resumían el partido en su totalidad. El equipo australiano plantó cara a los alemanes, pero no fue suficiente para impedir la estampida de los teutones a la hora de atacar.

El árbitro pitó el final de un partido que ponía líderes de grupo a Alemania, secundados por Ghana (Alemania tuvo mejor goal average en la primera jornada), seguidos de Serbia y Australia. Los próximos partidos serán en la jornada de mañana. Se enfrentarán Holanda vs Dinamarca, Japón vs Camerún, e Italia vs Paraguay.  Todos los partidos son muy interesantes, se prevé que el más reñido sea el Japón vs Camerún, pero como dijo un sabio algún día: «En este deporte todo puede pasar, el balón es redondo pero viene en una caja cuadrada»

 

Foto de portada: FIFA

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

20.016 comentarios en «Alemania aplasta a una resistente Australia»