Fran Beltrán hunde al Huesca en El Alcoraz

La SD Huesca ha caído ante el RC Celta de Vigo en un partido de emociones fuertes. El encuentro, arbitrado por Munuera Montero ha terminado con un resultado de 3 a 4. Los goles han demostrado el gran nivel de un partido en que ambos han jugado a tumba abierta, y han sido de Siovas, Rafa Mir y Ferreiro para el Huesca y de Santi Mina, Nolito, Hugo Mallo y Fran Beltrán para el Celta.

SD Huesca 3-4 RC Celta de Vigo

El partido comenzaba con los dos equipos muy fuertes, conscientes de que necesitaban la victoria. El primero en pronunciarse fue Santi Mina, que finalizaba una buena contra comenzada por Aspas con un buen remate, y ponía el 0 a 1. Llegó tras un fallo defensivo que no dudaron en castigar los de Coudet. Aun así, los oscenses no se querían dejar los tres puntos, y Rafa Mir buscó el remate, pero sus disparos se fueron desviados.

Dos minutos después el delantero volvió a encontrar el esférico, pero su volea terminó fuera tras rebotar en un defensa. Se estaba mereciendo el empate el equipo local, y la recompensa llegó en un córner. El lanzamiento fue hasta Maffeo, que lo puso en el área, justo al lugar en que se encontraba Siovas, que puso el 1 a 1. El Celta aún estaba celebrando su gol cuando se encontró con el castigo del Huesca.

El Huesca se recuperó, y el Celta volvió a empatar

Y el castigo llegó por partida doble. Un pase al hueco casi en la siguiente jugada de Mikel Rico encontró a Rafa Mir, que haciendo gala de su potencia ponía el balón en la escuadra, remontando el partido en apenas 10 minutos: 2 a 1. Necesitaba despertar el Celta, al que los de Pacheta les habían pasado por encima en cinco minutos. Se pusieron manos a la obra, y en el minuto 28 Dani Escriche tuvo que hacerle una falta a Hugo Mallo, que se colaba entre la línea defensiva para recibir un buen balón al hueco.

El Huesca se cerró bien, repeliendo los ataques celtiñas, pero aun así, Brais Méndez recibió un balón a la espalda, y le dejó el esférico en bandeja a Nolito, que volvió a empatar el encuentro tras un despeje de Álvaro Fernández. Cuatro goles en 37 minutos en un partido de ida y vuelta que era determinante para la clasificación de La Liga Santander. Aún quedaba tiempo en la primera mitad para que los locales dieran un nuevo susto, esta vez con una volea de Rafa Mir, que se fue rozando el palo.

La primera mitad terminó con la lesión del portero del Celta, Rubén Blanco. Una salida en un córner le llevó a chocarse con Rafa Mir, tras lo que no pudo recuperarse, y tuvo que ser sustituido. Se acabaron los que fueron probablemente los 45 primeros minutos más intensos de lo que llevamos de liga, con un Celta que con el empate  estaba a dos puntos del Granada.

Hugo Mallo de cabeza puso el 2 a 3 | Fuente: @SDHuesca

Se reanudó el partido y se reanudó el aluvión de goles

En la segunda parte fue el Celta el que empezó mejor. Los de Coudet querían demostrar su superioridad, y terminaron consiguiéndolo. En el minuto 52, un córner puesto al centro del área terminó con un remate de Hugo Mallo, que volvió a situar a los gallegos por delante en el marcador. Como ya estaba siendo costumbre en El Alcoraz, los oscenses intentaron conseguir recuperar su renta en el marcador.

Embotellaron los jugadores de Huesca a los de Vigo, que veía cómo se sucedían las ocasiones y los córneres mientras intentaban mantener la posesión. Justo cuando los locales más se estaban mereciendo el empate este llegó tras un remate de Ferreiro. Javi Galán, que estaba siendo un continuo peligro en sus centros por la banda colgó de nuevo el esférico. La defensa del Celta no consiguió despejar, y el delantero del Huesca acabó introduciendo el balón en la portería defendida por Iván.

Fran Beltrán terminó decantando el encuentro

Pero poco le duró la alegría del empate al Huesca. Apenas tres minutos tardó en aparecer el máximo goleador celtiña, Iago Aspas, para montar una contra que cedería para que Fran Beltrán desempatara el partido con un disparo desde la frontal. Por tercera vez se ponía por delante el Celta, y en esta ocasión si sería suficiente. El Huesca tampoco quería dar su brazo a torcer, y a punto estuvo Siovas de conseguir el empate, en un remate en el segundo palo. El Celta terminó el partido encerrado en su área, pero fue capaz de evitar el octavo gol del encuentro.

Con este resultado la SD Huesca se mantiene como el farolillo rojo de la clasificación de La Liga Santander, a dos puntos del Eibar y el Alavés, a falta del encuentro de estos últimos contra el Betis. El RC Celta, por su parte, se queda apostado en la parte alta de la media tabla, a seis puntos del mismo Betis, que marca Europa y al que como hemos dicho aún tiene que disputar su encuentro contra el Alavés.

Foto de portada: @RCCelta

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

925 comentarios en «Fran Beltrán hunde al Huesca en El Alcoraz»